Exámenes necesarios

Hay exámenes muy importantes que le ayudan a mantener las mamas en buen estado de salud. Ellos son:

Autoexamen: Es un examen que realiza la propia mujer. Todas las mujeres deben hacérselo mensualmente, aproximadamente siete días después de la menstruación. A las mujeres que han dejado de menstruar se les recomienda fijar una fecha, por ejemplo el día primero del mes, para hacerse el autoexamen. El principal objetivo del examen es su propio conocimiento; o sea, que las mujeres conozcan bien sus propias mamas.

Examen clínico: Es obligación del ginecólogo examinar las mamas de las pacientes, para asegurarse de que no haya señales ni síntomas del padecimiento. Este examen debe hacerlo anualmente un médico o un profesional de la salud entrenado (enfermera). IMPORTANTE: El auto examen no substituye al examen clínico.

Mamografía: Es el examen de imagen más recomendado para el diagnóstico temprano del cáncer de mama. Se hace por medio de un aparato de rayos X llamado mamógrafo, desarrollado especialmente para este fin. En el examen, la mama se comprime para conseguir mejores imágenes y, por lo tanto, una mayor capacidad de diagnóstico. El examen produce ciertas molestias (algunas mujeres de quejan de dolor), pero hay que saber tolerarlas. La mamografía permite la detección temprana del cáncer, pues es capaz de mostrar las lesiones en su fase inicial (aún tumores pequeños, de unos cuantos milímetros). Toda mujer debe hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años de edad.

Ultrasonografía: Por medio de ondas de alta frecuencia, la ultrasonografía puede mostrar si el nódulo mamario es sólido o si está lleno de líquido. Este examen se hace para completar la mamografía.

Exámenes de rastreo: Los procedimientos básicos en el rastreo y el diagnóstico de cáncer de mama son tres:

Examen citológico: (Una punción por aspiración con una aguja fina, y la citología de descarga de la secreción intestinal.

Examen histopatológico (biopsia): El tipo de biopsia varía de acuerdo a la cantidad y la calidad del tejido que se va a analizar. Puede hacerse una biopsia por aspiración con una aguja fina, con una aguja más gruesa o una pequeña cirugía para retirar toda la masa o el nódulo a fin de estudiarlo como un todo.

Evaluación microscópica del material (anatómopatológico): es el examen que confirma si se trata de cáncer o no.

Material producido por Oncoguía.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana