Mentiras y verdades

Hoy en día, la mayoría de las mujeres ya sabe que los desodorantes, los antitranspirantes y los sostenes estructurados no causan cáncer de mama. Sin embargo, circulan muchas falsas creencias respecto a la enfermedad. Vamos a examinar algunos ejemplos de verdades y mentiras respecto a ella.

El cáncer tiene cura

Verdad. El cáncer pude ser curado si se diagnostica a tiempo y si se trata adecuadamente. Sin embargo, la medicina ha descubierto que el tratamiento debe ser individualizado, y que cada paciente responde de manera diferente a los tratamientos.

La radiación emitida por la mamografía causa cáncer

Mentira. La exposición a cualquier tipo de radiación conlleva el riesgo de cáncer; pero la cantidad de radiación que produce una mamografía es relativamente pequeña; la dosis es aproximadamente lo que usted absorbería de forma natural durante tres meses. La mamografía sigue siendo la mejor herramienta que existe para la detección del cáncer de mama.

El cáncer es contagioso

Mentira. Aún el cáncer causado por virus no es contagioso; es decir, no pasa de una persona a otra por contagio, como ocurre con los resfriados, por ejemplo.

La frecuencia sexual interfiere en la aparición del cáncer

Mentira. Los especialistas afirman que no hay relación alguna entre la frecuencia de la actividad sexual y el surgimiento del cáncer. Cabe resaltar que la actividad sexual no protege a las mamas contra el cáncer; lo que podría protegerlas es el embarazo y la lactancia.

El cáncer es un castigo

Mentira. El surgimiento de cáncer, del tipo que sea, está relacionado con gran número de factores; entre ellos están los malos hábitos alimentarios, el consumo exagerado de alcohol, el sedentarismo y, principalmente, el tabaquismo.

Material producido por Oncoguía.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana