Osteoporosis: un cuidado más

La osteoporosis causa fragilidad de los huesos; su característica es la pérdida excesiva de masa ósea y, por lo tanto, el aumento del riesgo de fracturas y de lesiones en los huesos.

No existe cura para la osteoporosis, pero sí hay tratamientos diseñados para mantener fuertes los huesos. La salud ósea es extremadamente importante durante toda la vida pero, sobre todo, cuando envejecemos. La osteoporosis afecta a una de cada dos mujeres y a uno de cada cinco hombres que han cumplido los 50 años. Algunas personas están más expuestas que otras al riesgo de desarrollar osteoporosis. Algunos factores que aumentan la probabilidad de desarrollar osteoporosis son:

  • Una edad avanzada.
  • Bajos niveles hormonales, sobre todo de estrógeno, que es importante para mantener la densidad y la fuerza de los huesos. Esto, la mayoría de las veces, puede ocurrir debido a una menopausia precoz (debida a un tratamiento contra el cáncer) o por la extirpación de los ovarios.
  • Historia familiar.
  • Dieta pobre en calcio.
  • Alcoholismo y tabaquismo.
  • Falta de actividad física.
  • Falta de exposición al sol.
  • Deficiencia de vitamina D.
  • Ingestión excesiva de café negro.
  • Bajo peso corporal.

A continuación viene una lista de acciones que puede prevenir el desarrollo de la osteoporosis.

  • Siempre que le sea posible, consuma leche y sus derivados con la excepción de mantequilla, pues son las principales fuentes de calcio.
  • El pescado, los mariscos y los vegetales como espinaca, col y brócoli son fuentes óptimas de calcio.
  • Tome el sol durante 10 minutos diarios, por lo menos.
  • La actividad física es fundamental.
  • Evite fumar, tomar café, bebidas alcohólicas y refrescos.

Material producido por Oncoguía.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana