Previniendo los linfedemas

El linfedema es un tipo especial de retención de líquidos causado por la acumulación anormal de proteínas y de líquidos en los tejidos; suele ser el resultado de una falta de drenaje del sistema linfático, que se manifiesta en forma de hinchazón, sobre todo en las extremidades de los miembros superiores e inferiores.

Cuando el linfedema no se trata rápidamente, se convierte en una enfermedad crónica; se manifiesta, además de la hinchazón de la parte afectada, por aumento de volumen, sensación de peso, molestia general, pérdida parcial de la movilidad y deformaciones estéticas.

En casos de cáncer de mama tratado quirúrgicamente, no es raro que aparezca un linfedema en el brazo del mismo lado de la mama operada. Por eso, no le quite importancia a una leve hinchazón en el brazo, mano o dedos, y consulte inmediatamente a su médico. Solamente él podrá diagnosticar si es linfedema o no, y recomendar el tratamiento ideal para su caso en particular.

Después de una mastectomía, usted debe adoptar algunos cuidados que debe convertir en parte de su rutina diaria, principalmente con el brazo que se halla del mismo lado de la operación:

  • Evite hacer movimientos vigorosos y repetidos con ese brazo.
  • No levante objetos ni bolsas pesados, ni sujete a su perro por el collar, ni cargue bolsas o maletas por encima del hombro del lado afectado.
  • No use ropa, joyas o bandas elásticas justas en el brazo cercano a la cirugía.
  • Evite cualquier tipo de golpe y de corte.
  • No se aplique una inyección ni se saque sangre del brazo afectado.
  • Cuando se arregle las uñas, que no le retiren la cutícula.
  • Evite las temperaturas extremas durante el baño. Evite saunas y tinas calientes (en caso de necesidad, mantenga el brazo afectado en el lado de afuera).
  • Proteja siempre el brazo del sol.
  • Es importante hacer ejercicio. Pero deje que su médico y su fisioterapeuta le indiquen el tipo de ejercicio que puede hacer.
  • Evite la fatiga muscular del brazo afectado. En caso de sentir cansancio o dolor, deje el brazo en reposo y manténgalo elevado.
  • Si percibe una erupción, una comezón, un enrojecimiento, un dolor, un aumento de temperatura o fiebre, acuda a su médico inmediatamente.
  • Hidrate el brazo y el lugar de la cirugía siempre que sea necesario.
  • Mantenga constante su peso por medio de una dieta bien balanceada.
  • No fume ni ingiera alcohol.

Material producido por Oncoguía.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana