¿Qué puede hacer para prevenir la osteoporosis?

La osteoporosis es la disminución progresiva de la masa ósea

Cambie de costumbres

Hoy sabemos muchas cosas sobre la forma de mejorar nuestra salud y gran parte de esta información puede aplicarse a los huesos.

  • Deje de fumar
    Si no ha dejado ya de fumar para proteger sus pulmones, su corazón y su circulación, la osteoporosis es otra razón para hacerlo. Hay muchas maneras de hacer más fácil el abandono del tabaco, y su médico podrá aconsejarle la mejor en su caso.
  • Reduzca el consumo de alcohol
    El consumo de pequeñas cantidades de alcohol no es malo, pero si bebe regularmente, puede estar aumentando su riesgo de osteoporosis. Su médico poderá indicarle si necesita reducir el consumo de alcohol y aconsejarle la mejor forma de conseguirlo.
  • Ejercicio
    El ejercicio regular ayuda a evitar la pérdida de hueso, y es bueno para el corazón. No hay que hacer ejercicios enérgicos para lograr estos fines. Lo más importante es hacerlo con regularidad. Un paseo diario con el perro es mucho mejor que un partido de tenis una vez por semana. La clave es no hacer esfuerzos excesivos al principio, sobre todo si hace bastante tiempo que no se ejercita. Incluso aunque no pueda salir de casa, o ya tenga osteoporosis, siempre habrá algunos ejercicios sencillos que pueda hacer. Debe consultar a su médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios.
  • El calcio de la dieta
    Una de las formas más fáciles de prevenir la osteoporosis es tener un esqueleto fuerte. Hay que asegurarse de que los niños reciban mucho calcio en la dieta para garantizarles unos huesos resistentes. Los huesos dejan de crecer a partir de los 20 ó 30 años, pero hay muchas pruebas que demuestran que es importante mantener una ingesta de calcio adecuada a todas las edades.

Los alimentos siguientes son ricos en calcio:

Leche 770 mg/500 ml (entera o desnatada)
Queso 760 mg/100 g
Yogur 150 mg/100 g
Pan 7,5 a 45 mg/rebanada
Sardinas 400 mg/100 g
Brócoli 100 mg/100 g
Huevos 27 mg/unidad

También son ricos en calcio el salmón; todos los productos lácteos, incluidos los helados; las espinacas y los cacahuetes. Se aconseja una ingesta diaria de 1000 mg de calcio en la mayoría de los adultos, aunque en las mujeres posmenopáusicas quizá deba aumentarse la ingesta diaria a 1500 mg.

Si no recibe la cantidad adecuada de calcio con la dieta, el médico podrá aconsejarle las medidas adecuadas.

Derechos reservados ©2019  Merck Sharp & Dohme I.A. Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Centroamérica y República Dominicana